Entradas

Asimetría mamaria: algo común entre las mujeres

Si hablamos de las proporciones humanas no existe la simetría perfecta. Ambos lados del cuerpo siempre son diferentes en tamaño, forma o posición, desde una oreja hasta los dedos del pie, aunque en la mayoría de los casos es prácticamente imperceptible.

Esto también afecta a los senos, casi la totalidad de las mujeres presentan asimetría mamaria. No solo presentando tamaños diferentes, sino que puede variar la forma de la mama o el pezón, o en ocasiones pueden estar situados a diferente altura.

Esta peculiaridad no suele suponer un problema, como ocurre con el resto del cuerpo es casi imperceptible, la mayor parte de las mujeres presentan una asimetría mamaria leve, pero en un 15% de los casos si es llamativo, llegando a crear problemas tanto estéticos como de autoestima y confianza.

Podemos diferenciar tres tipos distintos de asimetría mamaria:

  • Anisomática: se da en aquellos casos en los que la diferencia en el volumen y tamaño de los dos senos es muy notable.
  • Anisotelia: en esta ocasión la diferencia entre los pechos afecta al pezón y la areola.
  • Desigualdad combinada: en algunos casos se combinan las anosomástia y la anosotelia y las mamas son distintas en su totalidad.

¿Qué síntomas presenta?

En la mayoría de los casos la sintomatología de la simetría mamaria es fundamentalmente estética, no presenta molestias ni dolores.

Sin ser tan frecuente, en los casos más graves el paciente puede llegar a sufrir una diferencia en la estructura osteomuscular.

Causas de la asimetría mamaria

Hay diversas causas que pueden provocar una desigualdad en los senos en un grado notable como patologías en alguna de las mamas, problemas en el desarrollo u hormonales, accidentes, etapas de cambios en el cuerpo como el embarazo o la lactancia o síndromes desconocidos.

Una de las patologías que más se relaciona a la asimetría mamaria es el cáncer de mama. Por lo que se recomienda a todas la mujeres que observen una desigualdad en el tamaño o forma de los senos acudieran al médico para realizarse una revisión.

Prevención y tratamiento

La asimetría mamaria no es algo que se pueda prevenir, aparece durante la pubertad en los años de desarrollo y lo único que se puede hacer es diagnosticarla en los casos más notables y controlar posibles trastornos del crecimiento.

La única solución para eliminar la asimetría mamaria es la cirugía plástica, estética y reparadora. Por suerte, hoy en día se puede modificar completamente la forma del pecho terminando con este problema. Es posible dar más volumen, elevar o reducir el pecho o incluso tratar las asimetrías más complejas.

Desde Anthea estudiaremos cada casa para ver las distintas posibilidades en función de los deseos y expectativas de cada paciente.

Todas las intervenciones que llevamos a cabo se realizan en quirófanos externos, de tal manera que ofrecemos a nuestros pacientes una gran confortabilidad y una seguridad completa.